La prevención de alteraciones visuales en los niños

Considerando que la maduración visual del niño finaliza sobre los ocho años de edad es importante su diagnóstico y tratamiento lo antes posible

lavanguardia.com

El Dr. Juan José Rodríguez Ezcurra, oftalmólogo del Departamento de motilidad ocular y visión binocular del Centro de Oftalmología Barraquer explica que “la aparición de signos clínicos tales como la desviación de los ojos (estrabismo), temblor ocular (nistagmus) y pupilas de color blanco o grisáceo (leucocoria), obligan a descartar enfermedades oculares graves y malformaciones (catarata congénita, glaucoma, retinopatía prematuridad, colobomas,…) por lo que son motivo para acudir a la consulta del oftalmólogo”.

El fracaso escolar se asocia a problemas de visión

Las principales manifestaciones que deben alertar a padres y educadores son torcer la cabeza, parpadeo constante, visión borrosa, guiño ocular, visión doble, acercarse a los objetos o enrojecimiento ocular. El especialista comenta que “el tratamiento debe empezar lo antes posible, según la gravedad del caso y la precocidad en su aparición”. Además afirma que “el fracaso escolar está muchas veces relacionado con problemas de la visión, especialmente los casos que se asocian a defectos de refracción como la miopía, hipermetropía y astigmatismo”.

Alteraciones visuales más prevalentes

Los problemas más frecuentes en la vista son los debidos a los defectos de refracción, que pueden generar también un problema de ojo vago y/o de estrabismo. Asimismo el oftalmólogo describe que “hay defectos, como el estrabismo o la hipermetropía que pueden desaparecer con la edad. Si se explora y se constata que estamos ante un estrabismo secundario a hipermetropía (estrabismo acomodativo puro), cuya corrección es óptica, el desarrollo del ojo puede conllevar mejoría de la hipermetropía y en consecuencia estrabismo, por lo que son importantes las consultas oftalmológicas de seguimiento para su diagnóstico correcto”.

La importancia de las revisiones oculares

“Las consecuencias que puede tener el no actuar a tiempo son la aparición del ojo vago (ambliopía) y la pérdida de relación binocular (ausencia de la visión de relieve)”, argumenta el Dr. Rodríguez Escurra. Considerando que la maduración visual del niño finaliza sobre los ocho años de edad es importante su diagnóstico y tratamiento lo antes posible. Recomendamos que todos los niños pasen una revisión oftalmológica. Las revisiones oculares debe realizarlas el oftalmólogo, pero la orientación pediátrica es de suma importancia. También los profesores son de gran ayuda para la detección de algunos casos en el colegio.

Medidas preventivas recomendadas

“Las pautas de conducta recomendables para favorecer una visión sana pasan por medidas preventivas como la de adecuar la intensidad de luz, distancia de lectura, de televisión, ordenador y ergonómicas (posturales). Estas recomendaciones deben acompañarse siempre de una revisión oftalmológica, como mínimo, del bebé, a los 2 años y a los 4 años de edad pues la maduración del sistema visual finaliza sobre los 7-9 años y posteriormente ya no se podrá recuperar visión. Sin duda, con un diagnóstico precoz estamos a tiempo”, concluye el Dr. Rodríguez Ezcurra.

 

{ 0 comments }

.

La alimentación influye en la salud de los ojos

Óscar Martín

La prevención de enfermedades como las cataratas, la degeneración macular o el glaucoma, están relacionadas con el consumo de alimentos habituales en la dieta diaria

Alain Afflelou, cumpliendo con sus objetivos de mejorar la calidad de la visión en la vida diaria y de emprender acciones de sensibilización sobre problemas oculares, ha presentado en Madrid, un informe sobre la importancia del papel de la nutrición en la salud visual.

Para la realización de este informe, Alain Afflelou ha contado con la colaboración de la Dra. Matilde Sánchez-Bayton, Doctora en Medicina y Cirugía General por la Universidad Complutense de Madrid y Nutricionista, quien ha determinado qué alimentos y nutrientes inciden directamente en la calidad visual, previniendo ciertas deficiencias.

Y es que es sabido que mantener una dieta rica en determinados tipos de nutrientes puede tener un impacto positivo en la visión y ayudar a prevenir molestias y enfermedades de la vista, según un estudio realizado por el National Eye Institute de Estados Unidos, y tal y como ha explicado la Dra. Sánchez-Bayton.

Entre las conclusiones presentadas en el estudio “Vemos lo que comemos”, destaca la relación entre la dieta y enfermedades como la degeneración macular, las cataratas, el glaucoma, la fotofobia o la retinopatía diabética.

Los carotinoides: una valiosa protección frente a la degeneración macular

La degeneración macular es una enfermedad ocular degenerativa que afecta a un área de la retina responsable de la visión central directa, necesaria para las actividades de la vida diaria como leer, conducir o identificar a las personas.

En España, el porcentaje de enfermos mayores de 65 años es del 13%, por lo que Alain Afflelou recuerda que la prevención y las revisiones oftalmológicas son muy importantes en edades maduras. Para proteger correctamente los ojos contra esta enfermedad, es importante tener en cuenta en la dieta los alimentos ricos en carotenoides, pigmentos naturales en ciertos tipos de verduras y frutas, ya que proporcionan al ojo una protección valiosa. La luteína y la zeaxantina son los dos principales carotenoides encontrados en la mácula y en la retina, lo que sugiere que proporcionan protección a los ojos.

Un estudio científico difundido por la publicación internacional Ophthalmic and Physiological Optics demuestra que los alimentos ricos en luteína y zeaxantinas protegen frente a la degeneración macular. También pueden ayudar a filtrar los rayos ultravioleta lesivos. Las personas con cataratas suelen tener niveles bajos de ambos en su retina y lo consumen poco en su dieta.

Para consumir carotenoides, protectores de la vista, procedentes de los alimentos es necesario comer al menos cinco raciones de frutas y verduras al día, así como una dieta variada que incluya huevos.

La luteína está presente en el kiwi, las uvas rojas, el calabacín y la calabaza. La zeaxantina en las naranjas, el melón dulce, el mango y la papaya. La yema de huevo y el maíz proporcionan la mayor cantidad de luteína y zeaxantina en combinación. Las verduras de hoja verde como el brécol, las espinacas o los guisantes verdes son otra fuente de estos suplementos, así como la naranja y la zanahoria.

Los antioxidantes: reducen la aparición de catarata

Las cataratas son la principal causa de ceguera a nivel mundial. Las cifras de afectados respaldan esta afirmación ya que cuatro de cada diez personas mayores de 60 años tienen catarata.

De cara a prevenir la aparición de esta enfermedad, hay que incluir en la dieta los alimentos ricos en Vitamina C, ya que su consumo está relacionado positivamente con la salud visual. Prueba de ello es que en un estudio publicado en la revista científica American Journal of Clinical Nutrition se observó una reducción de la incidencia de cataratas entre las personas que tomaban elevadas cantidades de Vitamina C. La Vitamina C está presente principalmente en cítricos, perejil, brócoli y col de Bruselas.

La Vitamina E también tiene un papel importante en prevenir el riesgo de padecer cataratas y degeneración macular. Las mejores fuentes son aceites vegetales, yema de huevo, nueces y semillas, aguacates, salmón, atún y langosta.

La investigación, llevada a cabo en junio del 2008 por el American Journal of Clinical Nutrition, determinó que un aporte medio de antioxidantes combinados (Vitamina C y Vitamina E, betacarotenos y zinc) estaba asociado a un riesgo de reducir la incidencia de catarata.

La Vitamina B2 previene la fotofobia

Aunque en muchas situaciones se alivia con el uso de gafas de sol, la carencia de Vitamina B12 (Riboflavina) hace que los ojos se vuelvan sensibles a la luz, una dolencia denominada fotofobia. Esta vitamina, presente en el pigmento de la retina, permite que los ojos se ajusten a esos cambios de luz. Las mejores fuentes de nutrientes de la Vitamina B12 son el hígado, vaca, cerdo y cordero magros; pan integral, lácteos y setas crudas, leche, queso y yogur.

Los esquimales tienen una baja incidencia de glaucoma gracias al Omega 3

La pérdida de visión causada por el glaucoma es irreversible, por lo que las revisiones oculares, y especialmente la toma de medida de la tensión ocular, son imprescindibles para una detección precoz de esta enfermedad.

El consumo de ácidos grasos Omega 3 a menudo referido como alimento para el cerebro, juega un papel importante en la visión. Según un artículo publicado en el British Journal of Ophthalmology del 2009, altas dosis de Omega 3 pueden disminuir el riesgo de padecer enfermedades de los ojos relativas a la edad como la degeneración macular.

Las poblaciones con dietas altas en aceites Omega 3, como los esquimales, tienen una incidencia muy baja de glaucoma de ángulo abierto en comparación con otras poblaciones. El salmón, la caballa, el atún, el bacalao y las sardinas son ricos en Omega 3.

La retinopatía diabética

La retinopatía diabética destruye la visión lesionando diminutos vasos que nutren los ojos con sangre rica en oxígeno debido a un nivel de glucosa crónicamente elevada. Además, se trata de una causa importante de ceguera, cuyos síntomas tardíos consisten en disminución generalizada de la visión.

Es necesario reducir peso y desarrollar un régimen de ejercicio regular, así como seguir un régimen personalizado teniendo en cuenta los gustos, el estilo de vida, peso, la edad y otros problemas de salud. Se recomienda comer verduras frescas, frutas y cereales integrales con un consumo adecuado de proteínas de 1gr/kg/día, y grasa rica en omega 3.

Además de comer alimentos ricos en estos nutrientes hay que evitar aquellos que influyen negativamente en la prevención de la pérdida de visión: azúcar, las grasas trans, la harina refinada o el glutamato monosódico, que se añade a numerosos alimentos como potenciador de sabor, que se sabe que contribuye al glaucoma.

 

.

{ Comments on this entry are closed }

.

¿Pueden los alimentos omega 3 prevenir la enfermedad ocular en los adultos mayores?

Un estudio sugiere que los que consumen mariscos y pescado con regularidad tienen menos probabilidades de desarrollar degeneración macular

Un análisis reciente indica que consumir una dieta rica en ácidos grasos omega 3 parece proteger a los adultos mayores contra la aparición de una afección ocular grave conocida como degeneración macular relacionada con el envejecimiento (DMRE).

“Nuestro estudio corrobora hallazgos anteriores de que el consumo de los pescados y mariscos ricos en omega 3 podría proteger contra la DMRE avanzada”, señaló en un comunicado de prensa de la Academia Estadounidense de Oftalmología Shila K. West, autora líder del estudio, del Instituto Ocular Wilmer de la Facultad de medicina de la Universidad Johns Hopkins.

“Aunque los participantes de todos los grupos, incluidos los controles, consumieron en promedio una porción de pescado o mariscos a la semana, los que tenían DMRE avanzada tuvieron significativamente menos probabilidades de consumir pescados y mariscos ricos en omega 3″, agregó.

Las observaciones aparecen en la edición de diciembre de Ophthalmology.

West y sus colegas basaron sus hallazgos en un nuevo análisis de una encuesta de un año sobre la dieta realizada al comienzo de los noventa. En la encuesta participaron 2,400 adultos mayores entre los 65 y los 84 que vivían en la región de la ribera oriental de Maryland, en donde se consumen pescados y mariscos rutinariamente.

Luego de que se evaluara su ingesta de alimentos, los participantes se sometieron a exámenes de la vista. Cerca de 450 tenían DMRE, entre ellos 68 que estaban en una etapa avanzada de la enfermedad, que puede conducir a problemas visuales o a la ceguera.

En los EE. UU., la DMRE es la causa principal de ceguera entre los blancos, según la información de respaldo del comunicado de prensa.

La evidencia anterior sugería que el cinc de la dieta protege de manera similar contra la DMRE, por lo que los investigadores intentaron determinar si el consumo de cinc de una dieta de ostras y cangrejos reducía el riesgo de DMRE, aunque no se observó una relación de este tipo.

Sin embargo, la hipótesis de los autores del estudio es que los niveles bajos de cinc en la dieta relacionados con los complementos de cinc podrían explicar la ausencia de esa relación.

Anand Swaroop, jefe del laboratorio de neurobiología, neurodegeneración y reparación del Instituto Nacional del Ojo, interpretó con precaución los hallazgos.

“Tiene mucho sentido teóricamente”, dijo. “Los fotorreceptores tienen una concentración muy alta de un tipo específico de ácidos grasos y lípidos, relativos a muchos otros tipos de células. Tendría sentido, entonces, que el consumo de omega 3 sea beneficioso. La teoría es atinada.

“Sin embargo, no me gustaría que la gente comience a tomar complementos de omega 3 para protegerse de la DMRE a partir de este hallazgo porque no estoy realmente seguro de que este estudio tenga suficiente fuerza para sacar alguna conclusión”, agregó Swaroop. “Este no es más que el análisis de un año y la DMRE es una enfermedad a largo plazo. La correlación es importante y se debe explorar más. Aún así, necesitamos estudios más largos con seguimiento a largo plazo antes de que podamos evaluar de manera apropiada el impacto”.

healthfinder.gov

 

.

{ Comments on this entry are closed }

 

Buena nutrición previene la pérdida de la visión

Una alimentación sana y equilibrada trae muchos beneficios para la salud, y uno de ellos, parece ser la reducción de la pérdida de la visión causada por la degeneración macular, asociada a la edad y por otras patologías, que afectan a los ojos.

A dichas conclusiones llegó una investigación realizada por la Universidad de Tufts (Estados Unidos).

Los problemas de la visión y el costo que implican a nivel de calidad de vida y salud pública tienden a aumentar con el paso de los años en parte por el incremento en la expectativa de vida. Al haber más adultos mayores se detecta una mayor proporción de males como la degeneración macular.

UNA GRAN CAUSA DE CEGUERA

La degeneración macular asociada a la edad representa la principal causa de pérdida de la visión en las personas mayores de 60 años. Esta patología se desarrolla en la mácula, la parte central de la retina que permite una visión nítida de los detalles. La visión periférica, por el contrario, permanece intacta.

El primer síntoma suele ser la visión borrosa en el centro del campo visual y la necesidad de más luz para ver. Al avanzar la enfermedad aumenta la porción poco nítida del campo visual y comienza a ser difícil la realización de las tareas diarias.

Aún no se cuenta con una cura para esta patología pero diversos tratamientos frenan el avance de la degeneración macular. El diagnóstico precoz es fundamental ya que la visión perdida no se puede recuperar.

LOS NUTRIENTES CLAVE

Los investigadores trabajaron con 4000 hombres y mujeres de 55 a 80 años de edad y analizaron su consumo de los distintos tipos de nutrientes. A continuación cotejaron sus hábitos alimenticios con la posible pérdida de visión a causa de diversas enfermedades, y publicaron sus conclusiones en la revista Ophthalmology.

Los autores notaron que consumir regularmente una buena ingesta de nutrientes en combinación con carbohidratos de bajo índice glucémico (es decir, los que se asimilan lentamente) parece proteger a las personas de la degeneración macular asociada a la edad.

Los nutrientes que resultaron ser más esenciales incluyen a la vitamina C, vitamina E, cinc, luteina, zeaxantina y los famosos ácidos grasos omega-3.

 

{ Comments on this entry are closed }

.

Los ejercicios oculares podrían mejorar la percepción de profundidad

Investigadores señalan que un método de entrenamiento de empujar-reprimir podría ser útil para el ‘ojo perezoso’

Un estudio reciente señala que un método de entrenamiento de empujar-reprimir es una buena manera de corregir una afección conocida como dominancia ocular sensorial, en la que un desequilibrio entre la fuerza de la visión de los ojos afecta la percepción de profundidad.

Este método, que consiste en hacer trabajar al ojo más débil, mientras que el ojo más fuerte se reprime, podría ser especialmente importante para las personas que dependen de una buena percepción de profundidad para su trabajo, tales como dentistas, cirujanos, maquinistas y atletas.

También es probable que el método se pueda adaptar para el tratamiento de niños con ambliopía (también conocida como ojo perezoso), que afecta entre el 2 y el 3 por ciento de los niños en Estados Unidos, apuntaron los autores del estudio que aparece en la edición en línea del 14 de octubre de la revista Current Biology.

“Tras un periodo de entrenamiento de diez días, encontramos que la dominancia ocular sensorial de nuestros participantes se redujo de manera significativa a medida que los dos ojos se equilibraban. Como consecuencia, su percepción de la profundidad también mejoró significativamente”, dijo Teng Leng Ooi, de la Facultad de optometría de la Universidad de Salus en Pensilvania, en un comunicado de prensa del editor de la revista.

No está claro cómo el método de entrenamiento empujar-reprimir actúa para reajustar el equilibrio entre los ojos, apuntaron los autores del estudio.

“Posiblemente, al hacer que el ojo fuerte se reprima en todo momento durante el entrenamiento, se reduce el apoyo inhibidor del ojo fuerte sobre el ojo débil”, dijo Ooi.

Se necesitan más estudios para determinar con exactitud cómo la técnica de entrenamiento de este ojo mejora la percepción de la profundidad, sugirieron los autores.

healthfinder.gov

.

{ Comments on this entry are closed }

 

Los afectados de glaucoma, más propensos a tener accidentes

Caídas y colisiones de vehículos, así como una mayor dificultad para mantener la movilidad fuera del hogar, leer y observar detalles, son algunas de las consecuencias de esta enfermedad degenerativa

ideal.es

El glaucoma es una enfermedad degenerativa del nervio óptico, multifactorial e irreversible, que afecta a un 2% de los españoles mayores de 40 años y hasta a un 8% de los mayores de 70 años, siendo todavía una de las causas principales de ceguera en España y responsable del 15-20% de las cegueras en toda Europa.

La edad avanzada, el aumento de la presión intraocular y los antecedentes familiares son los principales factores de riesgo asociados a la aparición del glaucoma en personas sanas.

Esta enfermedad causa a su vez otros problemas extrínsecos a la propia enfermedad, como lo son que quienes la padecen son más propensos a caerse o estar involucrados en colisiones de vehículos y tienen más dificultades para mantener la movilidad fuera del hogar, leer y observar detalles. Así, el glaucoma disminuye la capacidad para realizar las tareas cotidianas, reconocer caras y expresiones, usar las escaleras, recuperar objetos que se caen y conducir.

«Las personas con esta enfermedad pueden llegar a atribuir estos problemas al propio envejecimiento y no asociarlos a que sufren glaucoma», asegura el doctor Alfredo Mannelli, presidente de la Sociedad Española de Glaucoma y director del Centro de Tratamiento Integral del Glaucoma (CTIG) del Centro Médico Teknon de Barcelona.

Para los especialistas es un reto entender lo que el paciente con glaucoma ve y para los pacientes es difícil transmitirlo, ya que muchas veces estos no son conscientes de que hay partes e imágenes ausentes. La pérdida de campo visual hace que los pacientes no se den cuenta de ciertos objetos que están a su lado, como coches en movimiento, o simplemente debajo de ellos, como unos escalones.

«Al principio la pérdida de visión suele producirse, en la gran mayoría de los casos, en las zonas periféricas del campo visual, y luego extenderse muy lentamente al centro, por lo que hay muchos pacientes que acuden tarde al especialista», manifiesta el doctor Mannelli.

Terapia

Por esta razón, el cumplimiento terapéutico es esencial para lograr disminuir la presión intraocular y preservar la vista. «Se calcula que más del 30% de los pacientes con glaucoma no sigue su tratamiento, lo que lleva indiscutiblemente a una progresión de la enfermedad», apunta, por su parte, el doctor Francisco J. Muñoz, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y profesor titular de Oftalmología de la Universidad de Alcalá (Madrid).

«Por ello es importante simplificar la terapia, pautar la más eficaz y la menor cantidad de dosis diarias. Si disponemos de un colirio potente que sólo necesita una única gota al día estamos facilitando el cumplimiento del paciente y la mejora de su calidad de vida», resume el doctor Muñoz, quien también recuerda la importancia de entrenar e informar adecuadamente a los pacientes. «Las personas mayores de 65 años toman además otros medicamentos y, unido a un posible deterioro cognitivo a causa de la edad, es fácil que olviden esta terapia para sus ojos, por eso es clave prescribirles colirios que sólo tengan que aplicárselos una vez al día, proporcionarles tarjetas calendarios y asegurarse de que saben ponerse bien las gotas», concluye este especialista.

{ Comments on this entry are closed }

 

Adultos de 40 años tienen mayor probabilidad de sufrir glaucoma

rpp.com.pe

Las personas de 35 a 40 años de edad tienen más posibilidad de padecer glaucoma. En nuestro país más de 600 mil peruanos presentan esta enfermedad, informaron especialistas.

El oftalmólogo Raúl Cordero García-Zapatero indicó que el glaucoma es una enfermedad silenciosa que de no detectarse a tiempo puede producir la pérdida total de la visión.

“El glaucoma afecta al nervio óptico y es producida generalmente por la elevación de la presión del ojo. Esta presión empieza a dañar el nervio óptico y si no se controla lo afecta lentamente, dañando de a pocos la visión lateral y por último la central”, explicó.

Cordero García-Zapatero detalla que esta enfermedad no muestra síntomas, por lo que es importante un chequeo anual para descartarla.

Explicó que existe dos tipos de glaucoma: el de ángulo abierto (común) y el de ángulo estrecho, este último produce dolor intenso en la vista, enrojecimiento y pérdida de la visión rápidamente.

Comentó que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se tiene previsto que para el 2020 más de 80 millones de personas sufran esta enfermedad a nivel mundial.

El especialista afirmó que si algún familiar ha sufrido de glaucoma, existe un 20% de posibilidades que un descendiente la padezca.

En el Perú algunas regiones tienen mayor prevalencia de esta enfermedad como Cusco (1.78%), Arequipa (2.8%) y Puno (2.6%).

En Lima radican seis millones de personas mayores de 40 años de edad y de esta cifra 120 mil de sufren de glaucoma, anotó finalmente.

 

{ Comments on this entry are closed }

Alergia ocular primaveral

by oftalmologo on 26/05/2014

in Oftalmologia

 

 Alergia ocular primaveral

Suele haber una clara correlación entre los síntomas con el periodo del año en que circulan los alérgenos como los pólenes de los árboles (olivo, platanero, ciprés, gramíneas, etc.) que son los más comunes

vanguardia.com.mx

El principal síntoma de la alergia ocular primaveral es el picor. También lo pueden ser ellagrimeo, ojos rojos, hinchazón de los párpados, secreciones.

Los síntomas suelen aparecer en los dos ojos aunque pueden ser asimétricos, es decir, en un ojo pueden ser peores que en el otro. Suele haber una clara correlación entre los síntomas con el periodo del año en que circulan los alérgenos como los pólenes de los árboles (olivo, platanero, ciprés, gramíneas, etc.) que son los más comunes.

La forma más eficaz para prevenir la enfermedad es evitar la exposición a los alérgenos causantes, aunque en muchas ocasiones es muy complicado.

Evitar salir al campo, cerrar las ventanas, el uso de aire acondicionado con filtros y el uso de gafas de sol en periodos de polinización, son los métodos más aconsejables. En caso de haber estado expuesto a dichos alérgenos, los lavados con suero fisiológico o lágrimas artificiales pueden servir para limpiarlos de la superficie ocular, reduciendo el tiempo de contacto.

En el caso de que se hayan iniciado los síntomas de la enfermedad, es recomendable acudir al oftalmólogo para valorar el estado y la gravedad de la patología.

En las conjuntivitis alérgicas estacionales leves, se utilizan antihistamínicos tópicos, grupo de fármacos que inhibe la acción de la histamina, sustancia producida en este tipo de conjuntivitis. En casos leves-moderados o con afectación extraocular como nasal o cutánea, se añade antihistamínico por vía oral. En casos más severos, la asociación de corticoides tópicos está indicada.

Los corticoides son un grupo de fármacos antiinflamatorios que se utilizan en casos con inflamación ocular, como la producida por la alergia. Este grupo de fármacos, dependiendo del tipo, de su potencia, de la frecuencia y de la duración de su uso, puede tener efectos secundarios, como la subida de la presión ocular y la formación de catarata. Por esta razón, su uso debe de ser siempre prescrito y controlado por el oftalmólogo. En casos muy severos, la administración de corticoides vía sistémica puede ser de gran ayuda.

Por último, aunque no menos importante, ante una conjuntivitis alérgica estacional, se deben realizar pruebas de alergia para determinar el(los) alérgeno(s) causante(s).

De esta forma, el alergólogo puede valorar el tratamiento de desensibilización con vacunas que es eficaz a largo plazo y, lo más importante, para que el paciente pueda cuidarse y tomar medidas preventivas mencionadas para evitar la recurrencia de la alergia ocular.

{ Comments on this entry are closed }

Estadisticas

Distribuidor Productos Herbalife en Perú .